martes, 4 de octubre de 2016

Elvira 2013

Una expintora suicida
un pintor ciego
una meretriz afable
noventa y nueve cápsulas de azúcar
una dosis de cianuro
siete olores básicos

billetes falsos mil años abajo de la cama sonó el teléfono me levanté y colgaron. 

viernes, 16 de septiembre de 2016

Breaking Bad

No había querido entrarle a las series pues roban tiempo valioso. Luego me iniciaron en Juego de tronos y se abrió la caja de Pandora. La terminamos con emoción y enganchados, luego Penny Dreadful, Stranger Things y empezamos con Twin Peaks, a esta última no terminamos por encontrarle el gusto.
Hoy estamos por terminar la tercera temporada de Breaking Bad, aunque tiene buenos momentos, la personalidad de los protagonistas me irrita, entiendo que su volubilidad y estupidez es lo que mantiene la historia viva. En cambio los personajes secundarios como Hank, Marie, Walter Jr., Skyler y el mismo Gustavo, me parecen más interesantes y de una sola pieza.
Hasta ahora la personalidad que más me gusta es la de Hank, congruente, fiel, convencido de lo que hace y dispuesto a ayudar a los suyos; aunque no sé si después de la tercera temporada las cosas cambien.
La serie tiene capítulos muy desafortunados como cuando se llevan todo un día matando una mosca. Eso es entretenimiento basura. En general el programa nos genera reflexiones y debates éticos, nos muestra diferentes matices de lo bueno y lo malo, pero por momentos se llenan capítulos con situaciones insípidas y carentes de sentido. Hace ocho años que empezó la serie y hace tres que terminó, ustedes me llevan varios años de ventaja.

martes, 30 de agosto de 2016

La muerte de Juan Gabriel

Nunca fui fan de Juan Gabriel, pero me acompañó en varios momentos de mi vida; respeto a sus seguidores y a los que no les gusta también. Lo que me obceca es que pretendan universalizar un juicio estético, es decir, la creencia de algunos de que un disgusto baste para convertir algo de manera automática en una manifestación barata o de ínfima calidad. No es chauvinismo, es defender las expresiones de las diferentes culturas. O no sé ¿qué dicen ustedes?

viernes, 19 de agosto de 2016

Doce flores

Hoy aceré algunos poemas, luego les encontré dos defectos. Fuimos a la conferencia de David Miklos sobre Brama, llegamos tarde, no cabía ya una sola alma en la Petroteca, nos fuimos al cine, vimos Ben-Hur, me gustó mucho. Como me tomé un café potentísimo en la tarde espanté al sueño, ahora en la madrugada me preparé un té de doce flores. ¿De dónde proviene mi laconismo? Es minimalismo. Sigo esperando a mi apacible invitado.

viernes, 12 de agosto de 2016

Sube y baja

Estuve escuchando la radio, hablaban de las olimpiadas. Después fui por K y sus niñas. K y S se tatuaron, una flores con mariposas, otra el rostro de David Bowie; más tarde llevé a las niñas al sube y baja, Pau tenía miedo, nunca se había subido, luego no se quería bajar. Casi al morir la tarde mi padre y yo fuimos a caminar. No hemos ganado ninguna medalla, me dijo. Regresé a casa, seguí escuchando The War On Drugs y puse este punto final.

domingo, 6 de diciembre de 2015

El Mago de Oz

Dorothy y sus amigos representan a la humanidad. Llegamos a un lugar sin saber cómo; buscamos sabiduría, valores y sensaciones. Admitimos que el poder se encuentra vacío. Regresamos al origen, la muerte.

miércoles, 26 de agosto de 2015

La era de Ultrón (2015)

La era de Ultrón es una alegoría de cómo el capitalismo y la tecnología pueden destruir al mundo y lo único que lo puede salvar son el capitalismo y la tecnología combinados con creencias nórdicas.

viernes, 3 de julio de 2015

sábado, 23 de mayo de 2015

It follows (2014) y La princesa Mononoke (1997).

Si hacemos un análisis zizekiano de It follows (2014), trata sobre una joven promiscua que cura de manera temporal su esquizofrenia teniendo sexo y La princesa Mononoke (1997), versa acerca de un amor imposible entre una pareja de muchachos de distintas clases sociales.

domingo, 26 de abril de 2015

Burbujas en el mar


No sabemos la razón exacta ni el motivo correcto, hablamos de ello, yo te lo pregunto muchas veces al día. Abandonamos todas esas actividades asesinas del alma humana, toda la podredumbre ofensiva, hostil, dañina. Habitamos en esta pequeña ciudad con salida al mar, cultivamos nuestro espíritu, no bebemos alcohol.

domingo, 5 de abril de 2015

Ideología

En estas líneas me ocupo de reflexionar sobre la ideología desde el punto de vista del pensador esloveno Slavoj Zizek. Me baso en sus ideas, pues establece algunas bases para entender la relación de la ideología con la dominación. La ideología sirve para "mentir con el ropaje de la verdad", como lo plantea este autor. Pero, desde este punto de vista, la interpretación, la hermenéutica se salva. Según el marxismo, nosotros no sabíamos lo que hacíamos, sin embargo lo hacíamos. Ahora nuestro pensador propone "sabemos lo que hacemos y de cualquier forma lo hacemos." Un ejemplo de ideología planteado en el texto estudiado Ideología: un mapa de la cuestión, es el de la ideología creada por algún tipo de marxismo en la que se induce a la clase obrera a "cumplir con su misión histórica".
Para analizar estas relaciones entre la ideología y la dominación, Zizek se sirve de algunas nociones como "complejo de ideas, teorías, convicciones, creencias, procedimientos argumentativos y AIE (aparatos ideológicos de estado)" (Zizek, 2003:16). Estos conceptos se encuentran destinados a convencernos de su verdad, pero siempre se ocultan las pitas de que se encuentran a favor de algún poder oculto. Según nuestro autor, para hacer una verdadera crítica a la ideología, es necesario poner atención a sus rupturas. "Hoy, cuando la ideología oficial se muestra cada vez más indiferente hacia su propia coherencia, un análisis de sus inconsistencias inherentes y constitutivas es crucial si queremos penetrar su auténtico modo de funcionamiento" (Zizek, 2003:17). Dicho análisis es una herramienta útil para entender por qué los que detentan algún tipo de poder hacen lo que hacen.
El problema para realizar esta tarea es que para analizar los hechos es difícil soslayar la red de dispositivos discursivos que los hacen hablar. El pensador pone el ejemplo de la ecología explicado por diversas ideologías como la conservadora, la estatista, la socialista, la capitalista liberal, la feminista o la anarquista autogestiva; cada una de ellas echa mano de su ideología para explicar la causa de la explotación de la naturaleza y sus posibles soluciones. A su vez toda ideología contiene una serie de rituales externos que generan su fundamento como el respeto hacia las leyes, la crítica a los sistemas de producción, los hábitos de consumo, la protesta o las conductas anárquicas.
Todo lo anterior nos sirve para llegar a un definición de ideología: "legitimación racional del orden existente." Ya no es un mecanismo homogéneo que que garantiza la reproducción social, ahora se puede entender como un conjunto de procedimientos heterogéneos relacionados de manera vaga unos con otros cuyo alcance se encuentra bien ubicado. Pero para nuestro pensador, en esta era del capitalismo tardío, la ideología ha perdido su poder cohesionador, pues ahora lo que sostiene a la socidad es "la coerción económica, las regulaciones legales y estatales, y otros mecanismos" (Zizek, 2003:23). Aunque de cualquier manera, la realidad es indistinguible de la ideología.
Un elemento que aporta nodos a la red de procedimientos heterogéneos es la sociedad del espectáculo pues estructura la percepción de la realidad y la vuelven indistinguible de su imagen estetizada.

BIBLIOGRAFÍA

- DELLI SANTE Angela M. (1980) En torno al Concepto de Ideología, México, UNAM.
- ZIZEK Slavoj (2003) Ideología: un mapa de la cuestión, México, FCE.

viernes, 13 de marzo de 2015

Artificio.


Cuando Daniel me invitó a participar en la revista, yo no estaba muy seguro de que sería una buena idea. Yo quería hacer algo audiovisual: un corto o lectura de poesía con visuales. Luego nos planteó un proyecto con mayores alcances de los que se obtienen con una revista impresa y me empezó a atraer el concepto. Ahora vamos muy avanzados y pronto estará impresa y lista para presentar. Y así suceden las cosas.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Prometeo UAZ Universidad Autónoma de Zacatecas, Ismael Guardado


Prometeo 
UAZ 
Universidad Autónoma de Zacatecas
Ismael Guardado
Vladebog

sábado, 25 de octubre de 2014

Presentación Oteando Palestras Librería del FCE, Guadalajara.


Primero conocí a Carlos Bustos, excelente, persona, aún no lo leopero estoy en proceso. Después llegó Fernando Navarro, Anabel y Raúl Bañuelos.

martes, 21 de octubre de 2014

Vladimir Reyna Oteando Palestras


Vladimir Reyna Oteando Palestras

martes, 2 de septiembre de 2014

Consejo de la Cordincación de Arte y Cultura de la Universidad Autónoma de Zacatecas


 Convocatoria para la revista de la coordinación de arte y cultura de la UAZ.
Cierre de convocatoria: 12 de septiembre
arteculturarevista@gmail.com

vladebog

lunes, 12 de mayo de 2014

Del volumen de relatos Afuera hay un mundo, Los ojos de Yoni.

Uno existe a través de otras personas y a través del espejo. Me iba de esta ciudad por varios motivos, primero porque alguna vez me dijeron: Tus relatos tienen como base digamos vivencias pusilánimes. Y estuve de acuerdo. Me iba llevando mi limitado talento, mi resignación ante las tragedias del mundo, mi tendencia a la frustración anticipada y sobre todo la infantil manía de culpar al entorno de mis problemas internos. Irse y volver a empezar siempre funciona y para recomenzar siempre es bueno un cambio de look.
Empaqué mis cosas y me dirigí hacia la central de autobuses, pero antes hice una parada en la peluquería.
Saludos Yoni, me dijo el peluquero, ¿vienes a recoger tu cartera? Yo me extrañé un poco, luego asentí sin palabras.
Ahora sí te creció el pelo. ¿Mismo corte? Me preguntó, yo me senté en el sillón giratorio, me dejé cortar el cabello.
Ya no traía dinero, la abrí por curiosidad, no traía nada, si traía pues se lo robaron mientras estuvo en el sillón, espetó.
No traía nada, le dije mientras sonaban las tijeras.
Listo Yoni, ¿te engomino el pelo? Preguntó, yo me dejé peinar. Mi cara se veía diferente, me sentí bien con el cambio. Le pagué, me despedí como si estuviera acostumbrado a ello. Abrí la cartera para saber dónde vivía, caminé hasta mi hogar.
Llegué, toqué la puerta; no tenía idea de quién podría abrir, una chica muy guapa con su pelo desordenado y sus ojos abiertos con dificultad me recibió del otro lado de la puerta.
Te esperaba hasta mañana en la tarde. ¿Pasó algo? Preguntó mientras yo cerraba la puerta y me llenaba los pulmones de ese ambiente cálido de pareja nueva que empieza a llenarse de rutina.
No ha pasado nada, sólo llegué antes; le dije mientras volvía a meterse en la cama del lado izquierdo, el lado derecho parecía el mío. No me sentía cansado, sólo deseaba compartir la cama con aquella chica que al parecer era mi chica.
Hoy entro hasta las diez de la noche, me dijo, y como no estabas, había decidido pasar todo el día en la cama. Yo ya estaba entre las sábanas, ella también. Sin que me tocara sentí la temperatura de su cuerpo, me acerqué un poco más, metí la mano de Yoni por debajo de su blusa, sentí la cálida piel de su abdomen, luego sus pequeños pechos entre mis manos. Hicimos el amor hasta quedarnos sin ganas. Quisiera ser capaz de describir en este relato la temperatura alcanzada en la habitación, la transformación del ambiente, la musicalidad de nuestros movimientos, los instantes de placer encerrados en ese terminar y volver a empezar. Por desgracia aunque soy otro, mi talento sigue siendo limitado y contra eso nada se puede hacer.
Hicimos el amor hasta media hora antes de que ella se tuviera que bañar para ir a su trabajo nocturno. Se bañó, se arregló en menos de quince minutos, vino a darme un beso de despedida con ese aroma a duraznos de su loción de ducha que seguramente gustaba al verdadero Yoni.
Nos vemos mañana en la tarde, me dijo; me dio un beso, yo ya empezaba a sentir nostalgia por esta vida, a odiar volver a ser el de antes. Entonces me quedé dormido durante mucho tiempo, desperté con la intención de marcharme antes de que regresara Yoni. Me bañé, me engominé el pelo, dejé la cartera en el tocador, abandoné con tristeza esa calidez de vida donde nunca sentiría culpa por construir mis relatos sobre vivencias pusilánimes.
Salí de casa, cerré la puerta; justo cuando daba vuelta en la esquina me topé con el verdadero Yoni. Yo había vivido un día de su vida, sin embargo ni siquiera reparó en mí. Atrapé su mirada en un instante. Inventé a un padre alcohólico que le pegaba con una varita de mezquite, a una madre promiscua por la que se batía a golpes más de una vez por semana. La huida del pueblo y los miles de trabajos, humillaciones y días sin comer por los que tuvo que pasar antes de estabilizarse en esta ciudad. El gusto por algunos estimulantes y los intentos de suicidio en aquellas edades cuando todo parece tan difícil. Luego la redención encontrada en la piel de la chica de pechos pequeños y olor a durazno. ¿De dónde regresaba? De encontrarse con todo su pasado de golpe, de enterrar a su padre alcohólico, de escuchar los reclamos de la madre promiscua. Le habría gustado vivir otra vida, admitir también que el pasado no era culpa suya.
Quizá conoció a la chica del pelo desordenado en el bar donde ella trabajaba. De seguro pidió un tequila solo. Ella se detuvo en su mirada, se llenó de esa sensación magnánima del niño que encuentra un perro en la calle y lo quiere llevar a casa.
Yo necesito que alguien me lleve a casa como perro enfermo y me cure pero mi mirada no inspira ternura. Necesito vivir, andar camino para poder construir mis relatos sobre otras vivencias. Por eso decido irme de esta ciudad, llevarme mi resignación ante las tragedias del mundo. Por ello ahora estoy esperando el autobús que nos llevará a mí y a mi nuevo look a buscar ese talento nunca utilizado. Quizá yo no habría podido escribir si mi padre me hubiera dado duro con una varita de mezquite.

sábado, 19 de abril de 2014

Polvo y césped

Una mujer está bailando en el centro de la pista; cerca de ella, jóvenes vestidas de blanco danzan agitando sus esferas luminosas. Empiezan a aparecer sensaciones de intimidad, disminuye tu ansiedad. Estás sentado en el suelo, hay polvo y césped; estás solo observando a todos los demás levantar los pies y agitar los brazos. Nadie te mira, ninguno de los asistentes te presta atención. Un violín está sonando en las bocinas. No debí venir, piensas. En la mochila llevas una botella de agua, una sudadera; todavía no hace frío.
Te levantas, observas a las personas entre esos escalones milenarios de piedra. Las sensaciones de apertura emocional empiezan a aparecer. Árboles de piedra, edificios reflejando el mar, verdores de matices casi infinitos. Varias ideas te van surgiendo mientras caminas: la plaza principal es el mar. La ciudad se llama Boca de serpiente. Hay imágenes, presencias inmensas, puertas hechas de fauces de criaturas sobrenaturales. Una joven se detiene enfrente de ti, te pregunta si deseas una guía; aceptas, te toma de la mano.
No sabemos qué criatura habita aquí, te dice. Hay un contrato con los dioses del inframundo. Comienzan a elevarse, observan edificios de piedra, la megalópolis se hace pequeña. Oteas la inextricable unión entre piedras, árboles; espectáculo de vinculación entre selva y pasado remoto. Construcciones monumentales atípicas, testimonios inmóviles, letárgicos; centros ceremoniales creados con esfuerzo humano, conjunción de espacios: cielo y tierra fundidos.
Comienzan a descender. Hemos sido arrancados de la selva, dice la joven. El tiempo se detiene. Se encuentran entre dos montículos adyacentes, hay símbolos abrumadores, un jaguar luminoso transita enfrente de sus ojos como una sutil cometa. Sus manchas representan las estrellas, es un símbolo del inframundo, te dice ella; su mirada es luminosa. Observarlo es atestiguar sus costumbres noctámbulas, sigilosas; después puede haber mimesis involuntaria. Miras tu reloj, los segundos avanzan de nuevo, vuelves a escuchar la música, ella te abraza, te toma las dos manos, las sujeta fuerte, se despide; regresa a bailar en el centro de la pista.
Te concentras de nuevo en las esferas luminosas de las jóvenes mientras levantan los pies al ritmo de la música, flexionan las rodillas, sonríen. Epiezas a necesitar de nuevo el contacto con los demás. Es momento de regresar a casa, todavía no hace frío.
En el autobús han puesto esa película sobre las aventuras de un programador introducido en los circuitos de una computadora donde los programas tienen vida y personalidad propia; justo el personaje principal acaba de ser reconstituido en un mundo digital. Los efectos del medicamento empiezan a aparecer. Puedo ocupar este asiento, te dice un adulto joven señalando a un costado tuyo. Contestas de manera afirmativa. En la pantalla interior del camión, las motocicletas están dejando una estela de luz. El poder del jaguar es inconmensurable, dice el muchacho mientras mira sin interés la película.

jueves, 20 de marzo de 2014

Tregua.

Una tregua supone la suspensión del uso de las armas durante un enfrentamiento. En estos cuarenta y cinco poemas es posible atestiguar el cese de las hostilidades entre antagonismos entre los que se supone debe darse el avance hacia el conocimiento. Como en el poema Entre muros, en el cual las balas son las palabras y se congelan en el aire antes de llegar a los interlocutores. En Entre muros se da una intermisión entre los sentimientos que se supone se deben generar después de la muerte de un ser querido. También en estas líneas se interrumpe la vida cotidiana debido a la cuarentena impuesta por causa de una enfermedad endémica.
Una tregua también da por sentado el final de algo, pero en estos poemas lo último que ocurre siempre trae consigo el inicio de cualquier otro acontecimiento ya sea banal o importante, como puede ser el cierre de un verano o de un momento histórico. Las interrupciones latentes en estos versos también inciden sobre la infancia, los juegos y las emociones, como en Cogollo del omaso en el cual el cese se da en una relación sentimental o en Atreguados donde lo que termina es la luz del día, pero con la esperanza de recibir los rayos del sol del día siguiente.
En ocasiones los poemas de esta colección no sólo se ubican en el final de un hecho ni en el principio de uno nuevo sino en el intersticio entre ambos; como cuando se acude a un ritual en el cual el flujo de la realidad se suspende; en el Poema número doce el acontecimiento luminoso ocurre justo antes de comenzar el rito. Pero una tregua también puede ser un dolor constante, una preocupación serena u hostil que carcome las entrañas o el espíritu del sujeto que la posee. En la segunda parte de este libro Pastas Duras aparece una mortificación casi paranoica hasta porque los grillos ya no cantan. La inmanencia de estas molestias puede entenderse desde un punto de vista como aprensión y desde otro como un canto que se entona al interior de los pensamientos, sin voz y en silencio; pero la angustia termina en el correlato, en el sorbo de café o en la figura de una virgen de metal fundido.
En general este conjunto de líneas es un paseo entre sensaciones y el golpeteo constante de los pensamientos, los cuales pugnan por mantenerse, por morir y por persistir en los intersticios. En esta reunión hay invitación para lo sublime, lo superficial y ciertas gamas entre ambos conceptos.

Sobre mi nuevo libro. Vladebog.


Vladebog

Marcaba tu número celular y le contestaba esa afable grabación explicándole que el número no existía más. Lo habías eliminado de todas tus cuentas en la red mundial. Así se fue olvidando de ti como quien se va aliviando poco a poco de una enfermedad endémica, así empezó una vida serena sin emociones desmedidas ni latidos acelerados de corazón. Así volviste de pronto y le devolviste su intranquilidad.
Le mandaste un mensaje de texto para decirle que necesitabas verlo. Él estaba jugando en la computadora y no conseguía hacer más de trescientos puntos.
Malditos tréboles.
Necesito verte, decía el mensaje. Te espero en el jardín Independencia a las cinco de la tarde.
Volvió a sentir ese latido de niño recién descubierto en asuntos prohibidos. Quiso adivinar por qué lo buscabas ahora y sobre todo después de asegurar que no querías volver a saber nada de él. Quizá habías olvidado su cara y querías volver a guardarla en tu memoria. Quizá querías ver cómo le sentaban esos kilos de más.
Avanzaban los minutos y obtenía cada vez menos puntos en el solitario. Malditos corazones. Dijiste que nada te obligaba a dar explicaciones. Él había aprendido a dejar ir a las mujeres sin aspavientos. Mugres diamantes. Te pidió un último encuentro sexual, te negaste desde luego. Encogió los hombros, te vio marchar sin sobresaltos.
Dos de espadas.
Adiós a su amiga perfecta. Adiós tardes serenas de junio y de mayo también. Adiós encuentros gimnásticos en un subcompacto no descapotable. Adiós a sus hijos perfectos nadando en un balneario de aguas tibias. Adiós a su boda en la playa, tú con huipil y él con pantalón de yute. Adiós fiestas de música electrónica los dos bailando desde el amanecer hasta las tres de la tarde. Adiós aburrido cine alemán y francés mientras los dos se besaban en los últimos asientos de la fila. Adiós sexo de perrito en la sala de tu casa mientras tus padres en su habitación podían estar haciendo lo mismo ayudados con viagra. Adiós fumar marihuana en manzana mientras escuchaban el nuevo disco de cualquier agrupación o proyecto solista.

viernes, 14 de marzo de 2014

Oteando palestras. Vladebog.


Vladebog, oteando palestras,

Estás usando tres cerebros de computadora portátil, también algunos paquetes para armar robots de juguete. GPS desde luego e intenciones bien definidas. Cámaras en cada punto cardinal y sensores ultra sensibles. El resultado no será estético en lo absoluto, pero producir algo bello no es desde luego tu intención. Ha resultado un pequeño robot con forma de araña.
Lo puedes programar por ejemplo para seguir a tu novio todos los días cuando salga del trabajo. Podrás ver gracias a sus cámaras, cómo sale después de las cinco de la tarde, nunca antes. Se detiene en un puesto de revistas para hojear la misma publicación sin pagarla. Se coloca los audífonos y no puedes saber lo que está escuchando. Camina inexpresivo, se detiene en la parada del autobús, se sienta en la banca de acero inoxidable. El pequeño robot en forma de araña también tiene cuatro hélices y puede volar como helicóptero, lo sigue desde el aire. El camión se detiene, no es todavía la bajada de tu novio.
Observas todo desde la pantalla de tu teléfono inteligente, desde arriba el pequeño robot araña, al cual has decidido llamar RA, transmite imágenes de techos, cables y copas de árboles. El autobús se detiene en un semáforo, da vuelta la izquierda, hace otra parada donde tu novio baja para caminar en línea casi recta hasta tu casa. Como está a punto de llegar te preparas para abrir la puerta. RA aterriza de manera silenciosa en tu balcón y justo antes de que tu novio toque a la puerta, lo pones a hibernar oprimiendo un botón en la pantalla táctil de tu teléfono celular.
Pero hay un problema con la transmisión de datos a través de la multiplexación, pueden ser robados casi por cualquier pirata digital interesado. Así cuando RA parece estar hibernando, en realidad sigue encendido por mandato de alguna persona cuya finalidad es el entretenimiento o sólo el impulso de violar cualquier norma. Desconocemos la ubicación y la identidad del intruso, por ahora. La señal robada está transmitiendo audio y video. Él te pregunta por lo que has hecho este día. Estuve contestando llamadas de clientes molestos, le dices. Les explicaba cómo solucionar problemas con su transmisión de entretenimiento satelital. El observador ilegal hace zoom para mirar tus ojos, luego a tus labios, después observa con emoción cómo tu novio te desabrocha el sostén.

jueves, 16 de enero de 2014

Parménides Vladebog


Parménides Vladebog.

El ser es:

Uno
Inmutable
intemporal
infinito.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

lunes, 23 de diciembre de 2013

Vitrina rota

Boquera de caverna
antepecho sellado.

Ocular acojinado
afrietando fauces.

Se escapan
palabras
accidentales.

Entra
la desesperación
sosegada.

Se cumple la profecía
se rompe la vitrina.

Se mueren
todos mis herederos.

Te despides.

Se cierra la puerta.

En la calle
sigue
lloviendo.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Felinos cósmicos,
halcones galácticos,
felicidad en las montañas.

Súper poderes
golosinas mágicas.

Guinillas grises,
cancha de balón y cesto,
caducidad homeostática,
claridad para las masas con forma.

Barbas
de mujer barbuda.

El león está triste.

Las gradas de tubo y pino
detienen nuestro impacto
contra el suelo.

Algodones de azúcar
en nuestras manos
que todavía desconocen
los ademanes encima
de cualquier podio.

Padres en la cama,
mañanas
en la punta de los cerros.

Algares con embrujo
patines con llantas
en hilera.

Rap en las fiestas,
pasteles
de tres leches.

En la televisión están dando
la película del payaso diabólico.

Una porno
en los barrios bajos,
cholos en la panadería.

Refrescos en bolsa
toque de gracia
caricias por encima
de los uniformes deportivos.

Pintura en aerosol
policía al acecho
guitarrazos y berridos.

Cintas regrabables
peluqueros bucéfalos,
niñas
que cerraban puertas.

Maestras intranquilas
borrachos incipientes.

Bardas
urdidas de alambres,
taller de metales,
honores a la bandera.

Después
el último julio.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

domingo, 17 de noviembre de 2013

Sistema receptor
especie
eslabón.

Ley animal
simbolismo orgánico.

Demorado e interrumpido
lento y depravado.

Orden natural
diversos hilos
símbolo mítico
deseo inmediato.

Figuraciones
sobre las cosas.

Sombra
germinal
y concreta.

Camino abierto
respuesta originaria.

Pueblo sin nombre

Pecados de sobra
confesión y perjuicio.

Palabras oscuras
expresiones fúnebres
madera vieja.

Risa infernal
perdón disimulado
rebozo en el suelo.

Pueblo sin nombre
oraciones en el estómago
charola con botellas.

Rifle y sien
terreno agreste.

Remolacha
señorita
iglesia desordenada.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Problema

Las disciplinas
del parvulario
ocultan
un dulce
envenenado.

Los libros
de texto
esconden
su real
mandato.

Las noches
son más cortas
y los días
menos abstrusos

El colegio
la palestra
las lecciones
carretillas
cargadas.

El baño es un escape
agua de la llave
luz blanca
de focos de mercurio.

Vuelves el aula
te esperaban los regaños
las palabras necias
los párrafos vacíos
la abulia contenida.

Héroes de fuerza encapsulada
noches de noticias idénticas
botellas verdes
de vidrio viejo.

viernes, 18 de octubre de 2013

jueves, 17 de octubre de 2013

Symbol


Vladebog.
Symbol!

Juegos de mesa

En el cine
ya no dan
dos por uno.

En la ciudad
se borra mi nombre.

En la noche
se pierden las damas
chinas
e inglesas.

martes, 15 de octubre de 2013

Arena en el camino.

Lo que voy a hacer
cuando se termine
mi comida
será
ir cada día
con una persona
que me haya querido.

Cundo todos dejen de quererme
volveré a trabajar.

Larga faena
regreso a casa
ramas en el suelo
arena en el camino.

Cuando vuelvas a tener hambre
búscame
y suelta a tu perro.

lunes, 14 de octubre de 2013

En el funeral.

Todo fenece
con la crueldad
que alimenta el final
de nuestras vacaciones.


En la claridad
de los días soleados de mayo
y de junio todavía
hay blusas ligeras.


Terminar es como se sabe
otra manera de concentrar
universos alcorzados
en un alfolí.

Galga abierta.

Nariz
piel palente,
blancas barbas.

Ninguna mujer lloró.

Adiós verano del amor,
adiós a lo que no te pertenece
y a lo que te pertenece
también.

Vladebog Tumblr.



Vladebog Tumblr.

http://vladebog.tumblr.com/


sábado, 21 de septiembre de 2013

jueves, 15 de agosto de 2013

Línea del tiempo de la educación en México de 1876 a 1970.



La educación en el desarrollo histórico de México 1876 - 1970.

Línea del tiempo de la educación en México.

jueves, 25 de julio de 2013

miércoles, 10 de julio de 2013

miércoles, 20 de marzo de 2013

Crow.

Cuervo Crow Tequila.

jueves, 14 de febrero de 2013

Zacatecas, Vladebog.


Zacatecas, Vladebog.

lunes, 11 de febrero de 2013

Twitter Vladebog 2013


Twitter Vladebog 2013


14-2-13


Vladebog
24-2-13



jueves, 31 de enero de 2013

Parménides. Ser y no ser. Vladebog.


Parménides.
Ontología.
Ser.
No Ser.
Vladebog.


IDENTIDAD EN PLATÓN y Parménides.

Platón conocía el principio de identidad, ya que previamente había sido enunciado por uno de los grandes filósofos presocráticos, Parménides.



El principio de identidad, a pesar de ser un principio formal y por lo tanto lógico, en un principio tenía una fuerte carga ontológica. Toda la ciencia en general, en los tiempos anteriores a Platón y Aristóteles la tenían. Son los primeros intentos de un pensamiento en pañales que trata de dar razón de las cosas.

La Historia de las Ideas nos dice que incluso desde que el hombre piensa trata de dar razón de sí mismo al no bastarse él por sí solo. Nathaniel Micklen explica que ya desde un principio, el hombre (primitivo o civilizado, no importa) no puede dar razón de su ser; tiene un sentimiento de ser criatura, de dependencia. En un principio el hombre trata de dar respuestas mediante el mito y la magia, que devienen la religión y la ciencia respectivamente.

Posteriormente se elaborarían cosmovisiones sorprendentes y elaboradas que igualmente tratan de dar razón del mundo, del hombre y de la civilización, como la filosofía hindú, que se divide históricamente en el Rig-Veda, la filosofía Brahmánica y los Upanishads. Cosmovisiones que no explicaré aquí, por no concernir a esta investigación.

Sin embargo, creo conveniente mencionar a la filosofía hindú al menos de pasada por ser ésta altamente convincente en su explicación de las razones de ser de las cosas. Es probable que trate del pensamiento de la India mas detenidamente en una entrada posterior.

Es hasta el inicio de la época clásica, alrededor del siglo V a.C. que se intentan hacer aproximaciones más racionales (que se sirven de la razón) a las preguntas fundamentales que a todo ser humano individual aquejan. Puesto que son los primeros intentos, es obvio que parecen ahora a nuestros ojos los primeros pasos de un bebé o sus primeras palabras. Esfuerzos válidos, cabe decir, porque se tienen que hacer en algún momento y lugar, a pesar de lo errados u obsoletos que resulten en nuestros días.

Uno de ellos es Parménides, el fundador (inconsciente) del pensamiento lógico que sería posteriormente ampliamente desarrollado por Platón y más que nadie por Aristóteles. Parménides es reconocido por Manuel García Morente en sus Lecciones Preliminares de Filosofía como el creador del principio de identidad.

Este principio es descrito en la actualidad por Pedro Chávez Calderón en la forma de una ecuación de muy fácil lectura. Esta es:
X=X
Parménides simplemente enunció una verdad evidente, la cual es: las cosas son iguales a sí mismas. Y así ha sido desde siempre, para el hombre común las cosas son lo que son. Pero históricamente, así como cuando el niño deja de ser niño para convertirse en adolescente, así igualmente los pueblos pasan por una pubertad y se descubren no como lo que son, puesto que igualmente no saben que son, sino como una posibilidad de ser, como una potencia. El principio de identidad ya no es tal.


lunes, 3 de diciembre de 2012

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Escudo de Zacatecas. Vladebog.


Escudo Zacatecas.
Escudo de Zacatecas.
Vladebog.
Filosofía Zacatecas.
CAM Zacatecas.

Monumento a la migración de Zacatecas.


La Bufa Zacatecas


La Bufa Zacatecas.

jueves, 1 de septiembre de 2011

jueves, 30 de septiembre de 2010

Post original.

Deseo dejar de ser cínico.
Antes soñaba hacerme así.
Y ahora sólo quiero admitir las sombras.
Calladas bajo el sol.