viernes, 20 de marzo de 2009

10. Grado Anómalo.

A ella le gusta bañarse en las noches y a ti en las mañanas, a ella le gustan las tortillas calientes y a ti tostadas, adustas; a ella le gusta María Daniela y a ti te gusta Lasser Drakar.

En ocasiones, no puedes dormir en las noches y ella, airada, se roba todas las cobijas. Cobijeato. Hoy irás al centro a comprarte unos libros para no permitir más que tu deuda de letras medre, para obtener solvencia de ideas y letras.

Infausta veleidosidad vetusta, caterva de frenesíes tácitos, anodinos, incipientes.

Ayer tuviste una de esas noches de epifanías, terminaste un cuento titulado Calzones en el circo, otorgaste tu anuencia a las propuestas de los trasnochados, esos viejos cascarrabias; elucubraste acerca de los top of mind de la disponibilidad léxica en los niños de Zacatecas.

Quinto de primaria, ese grado anómalo.