jueves, 30 de julio de 2009

17. Vocación Inerme.

Anhelar, hacer ostensible la vocación inerme.

Círculo de exiliados. Aciaga inclusión, abulia caústica.

Sonidos execrables.

Enfrente de ti.

Discordia disimulada, el objetivo pudibundo y anuente.

Apapacho colosal. Un libro devorado por la polilla y la ignorancia.

En las otras máquinas hay cerebros recién estrenados, pantalones ceñidos al cuerpo que también es un delicioso platillo.

Afuera hay un área verde y blanca, un aula descontenta y miles de postergaciones tácitas.




Te sentías atrapado en una de esas pesadillas aterradoras en las que tienes que correr, correr  hasta  que  te  arden  los  pulmones,  sin  lograr  desplazarte  nunca  a  la  velocidad  necesaria.